Follow by Email

jueves, 25 de agosto de 2011

Valaf, Jules Verne y las ventanas del Nautilus.

Valaf,  Jules  Verne y  las ventanas del Nautilus

Es un hecho que la espiritualidad y la física cuántica tienen poco en común. Hace un par de meses leí un libro al respecto y era verdaderamente malo (no recuerdo ni el título, pero sí el mensaje).

Cuando me marché a Alemania a vivir uno de los vocablos que más me maravillaron fue el de “Fachidiot”. Lo utilizaban a menudo. Es fácil de entender “Fach” significa algo así como tema, especialidad o campo e “Idiot” no necesita aclaración.

Un “Fachidiot” era un experto (en el mejor de los casos) dentro de su tema, y un inútil/inculto para la vida, es decir, en todo lo demás.

Ejemplo: era capaz de diseccionar un riñón (lo que para los necesitados de diálisis en un futuro podría ser de gran ayuda) o realizar un análisis armónico de un Preludio y Fuga de “El clave bien temperado” de J. S. Bach pero era incapaz de limpiar su casa, comprar un ticket de avión, hacer una tortilla a la francesa o mantener unas relaciones interpersonales medianamente buenas.

Los ejemplos son simples pero conocidos por todos.

Soy consciente de que hay infinidad de sectores que nos son vedados a millones de personas. Soy consciente de que esos campos son enormemente complejos, incluso o sobretodo, para los mismos expertos. Sin embargo, desde el Trívium y el Quadrivium, no podemos prescindir de las interferencias entre los campos.

La música y las matemáticas son  ángulos de un mismo sector.

La alquimia medieval (madre no solo de la química), con la astrología y la magia, es una más de las tres Artes ocultas fundamentales base de nuestra ciencia.  En un principio la alquimia tiene como objetivo la transmutación real o simbólica de los metales en oro y por último, la salvación del alma. Las operaciones se realizan en un horno de combustión lenta con un crisol y un globo en los que se pretende espiritualizar el alma y materializar el espíritu. Este propósito fundamental, realizado en un laboratorio,  persigue la obtención de la Piedra Filosofal,  el elixir de la vida eterna, de la salud y de la eterna juventud. De la Alquimia parte el culto a Dios (Obra al blanco, Albedo, Obra al Rubro, Rubedo) y el culto al diablo (Obra al Negro, Nigredo, Nigromancia).

Como veis en Ciencia y filosofía  la intermedialidad y la interdisciplinaridad no son cosa actual.

Para un artista o un filósofo no es difícil encontrar las analogías entre las ventanas de una catedral y los ojos de buey del Nautilus.

Comprendo que para un físico del siglo XXI sea algo atrevido, pero abogo por una comprensión global (para el que pueda) de un microcosmos insertado en un macrocosmos.

…………………………………………………………………………………………………………………………………

P.S.: Claro que para operarme a corazón abierto elegiré mejor a un buen cardiólogo, aunque no sepa hacer croquetas, antes que al Capitán Nemo.

Un beso a todos.

viernes, 19 de agosto de 2011

NO ES QUE DEJEMOS DE JUGAR POR HACERNOS MAYORES. NOS HACEMOS VIEJOS POR DEJAR DE JUGAR.

Jugar: spielen.
El piano, la guitarra, el parchis, con los niños, la guitarra, hacer un dibujo, pintar un cuadro, practicar un deporte...el fútbol. Sentarnos en un rincón a verlas pasar...y volver a ser como fuímos.

Interesante: Javier Cáceres corresponsal en España del periódico alemán Süddeutsche Zeitung ha dicho hace tres dias que el fútbol español está jugado y defendido por genios, y dirigido por idiotas (esto es ampliable a diversos sectores de nuestra sociedad decadente).
Hablemos de cuando el fútbol se convierte en un asunto macroeconómico y deja de ser un juego, llegando a ser un pésimo ejemplo para los niños y para los no niños.

lunes, 8 de agosto de 2011

SHIT HAPPENS!!! LA VERDADERA ESTRATEGIA DE LA SUPERVIVENCIA.

        EL DOLOR y LA FELICIDAD. Estrategias de aprendizaje.

          La felicidad viene y va, la desgracia también.



Uno de los descubrimientos más importante  de medicina en terapia de  investigación de traumas es el de que más del 80% de los individuos que han experimentado en su vida brutales golpes del destino pueden seguir viviendo sin daños permanentes, y sanos*. Es cierto que es necesario que transcurra un tiempo pero, repito, el 80% de ellos son capaces de sobreponerse sin intervención terapéutica alguna ( y que perdonen los psicólogos, esto está documentado).  Alrededor de dos años después consiguen muchos de ellos salir reforzados de estas experiencias y son capaces  incluso (por sobreponerse y vencer), de ayudar a otros.

Accidentes, enfermedad, separación y  muerte son parte de la vida. El mal, el dolor existe en el mundo.

Motor y meta de la evolución fue siempre: Sobrevivir.  Si podéis leer este texto vuestro cerebro ha cumplido su función. 

Sin embargo, los momentos de felicidad nos mueven a mejorar nuestras probabilidades de supervivencia. Por eso nos hace felices el comer por ejemplo, por ello nos da felicidad el sexo (alguno se acuerda ¿no?).

Saludos a todos.


*( Dr. Med. Eckart von Hirschhausen Glück kommt selten allein. Rowohlt 2011)